viernes, 11 de agosto de 2017

TRADING vs SIMPLE



Este fue, a mi entender, el combate más decisivo en el camino de las apuestas deportivas, el que propició el gran cambio en la calidad y la rentabilidad en mis más de 10 años de experiencia en este mundo.


No quiero decir que esto sea la gallina de los huevos de oro, pues para mí, triunfar en las apuestas depende de varios factores y no solo uno, de hecho, no dudo que gente con apuestas simples pueda ganar dinero, pues muchos caminos llevan al mismo sitio. Simplemente voy a plasmar la idea de por qué para mí ha supuesto un cambio tan grande, sus pros y sus contras (que también existen).

LAS APUESTAS SIMPLES

Las apuestas simples, las que todos hemos hecho en nuestros inicios, las que un alto porcentaje de los apostantes hacen. Plantas tu apuesta, te vas, y cuando vuelvas ya verás el resultado. Son las tradicionales.


El método consiste en predecir el futuro. No, no estoy divagando, esto es así. Realmente alguno me dirá que el trading también se basa en predecir el futuro, y también tendrá razón, solo que con algunos matices que hacen que sea mucho más aprovechable.

¿Cómo puedo predecir el futuro? Antaño, cuando este era mi método de apostar, miraba decenas de páginas de estadísticas, prensa, noticias sobre los equipos, sobre los jugadores, clima esperado para el partido y todas las cosas que podáis imaginaros. Estudiar bien un único partido podía llevar horas, incluso días si lo tenías ya en el punto de mira. Luego vinieron los filtros para descartar partidos antes del estudio y rebajar así las horas de estudio que llevaba, pues si un partido no pasaba los filtros, no era necesario estudiarlo más. Utilicé sobre todo las matemáticas, en concreto la distribución de poisson, para hacer un acercamiento y ver si las cuotas tenían valor. Más tarde utilicé un coeficiente de máxima verosimilitud (tampoco soy un matemático experto, así que entendiendo un poco torpe lo que hacía, y viendo que mejoraba los resultados de poisson, me valía), con cálculos más complejos como ecuaciones no lineales, descargando con un script automático cuotas y datos necesarios. En definitiva, cantidades industriales de datos y estadísticas que estudiar, para intentar predecir qué ocurrirá en el partido. Pero siempre ocurría, tarde o temprano, lo mismo.

EL PARADIGMA DE LA FRUSTRACIÓN



Todo estudiado, todo cuadra, la cuota tiene valor, todo apunta a que el partido acabará con más de 2 goles, calculamos el stake y le enchufamos a ese Over 2,5 tan sabroso. Minuto 25, se lesiona el máximo goleador del local y es sustituido. Minuto 40, se cubre el cielo y empieza a llover. Minuto 80, el marcador sigue 0-0. Final del partido, apuesta perdida.

Mismo ejemplo, pero no ocurre nada de lo anterior, simplemente nos encontramos con un partido de los que te comes las uñas. El clima es propicio, juegan todos los grandes, atacando como si no hubiera mañana. Minuto 70, marcan el 1-0. Minuto 85 siguen 1-0. Final del partido 1-0. Nos lo comemos.

Sí, es cierto, no podemos acertar todas las apuestas, claro, eso es así, si la apuesta estaba bien estudiada y bien tirada, no pasa nada, perder es normal.

TRADING              

El trading consiste en vender y comprar posiciones dependiendo del mercado en varias ocasiones. ¿Qué significa esto? Pues apostar a una cosa u otra dependiendo del mercado (partido) varias veces, entrar y salir del mercado dependiendo de las circunstancias.


Con los ejemplos anteriores, mi cabeza fue pensando, la frustración era un mecanismo que me llevaba a intentar buscar una solución a esos partidos perdidos que no tenían mucho sentido. La suerte es la suerte, y siempre estará. Es por esto que hay que atar con cadenas ese otro porcentaje que no es suerte para que ésta juegue a nuestro favor.

¿Qué sentido tenía seguir en la apuesta con el mercado tan en contra (min.80 0-0)? Los milagros no existen en las apuestas, solo existe un sistema aceptable y una muy buena gestión de las emociones y de tu bank. El trading entra, en mi opinión, dentro de la gestión del bank.

Como he dicho antes, no tenía mucho sentido seguir en partidos donde el mercado está claramente en contra de la apuesta que has realizado. Un partido que va 2-0 en el minuto 50 y has jugado un under 2,5 no se merece seguir en él. Un partido que va perdiendo el local en el minuto 70 0-1 y hemos jugado la victoria local, no tiene sentido dejar que nuestro dinero se cuele por el desagüe. Aquí es donde entra el trading. Un trading MUY SENCILLO que consiste en cerrar tu apuesta, que no es más que apostar una cantidad a lo contrario que apostamos al principio.

También ocurre al revés. Apostado un over 2,5, en el minuto 15 ya van 1-0, pero no es el primer partido ni el último que termina así, y nos quedamos con cara de pánfilos maldiciendo que, quedando 75 minutos de partido no hayan podido marcar más goles. Sin embargo, si hubiéramos sido inteligentes, con el mercado a favor como mínimo habríamos reducido las posibles pérdidas al mínimo, y como mucho nos habríamos quedado igual. En otros casos podríamos haber hecho un greenbook (ganamos dinero pase lo que pase).

RESUMEN Y CONCLUSIONES



El resumen es: No tiene ningún sentido seguir en una apuesta donde el mercado se ha puesto en nuestra contra, ni tiene sentido tentar al azar cuando se ha puesto a nuestro favor y podemos asegurarnos ganancias, porque nadie tiene una bola de cristal que predice el futuro.

No obstante, el trading tiene su parte mala, para mí la única, y es que hay que estar durante el partido, para reaccionar ante los eventos que ocurran en el mismo. Sin embargo, para las apuestas simples había que dedicar mucho tiempo al estudio, así que…

             
Termino con dos dichos:
 - Todo céntimo que no pierdas hoy, no tendrás que recuperarlo mañana.
- El último duro que lo gane otro.


P.D. Gracias a Cristian por dejarme volver después de un tiempo apartado, aquí estoy para lo que gustéis preguntar y yo pueda tener la respuesta o al menos una orientación.

3 comentarios :

  1. ¡El trading nos ayuda a combatir la Ley de Murphy! si algo puede salir mal, saldrá mal y cuando sale mal siempre se puede empeorar. Afortunadamente el trading nos puede sacar de esas situaciones.

    ¡Como siempre un artículo de 10! me ha encantado tu vuelta Marco pues a este blog gana mucho con tus excelentes aportaciones :-)

    ResponderEliminar
  2. Muy buen articulo, concuerdo contigo nuestras emociones y decisiones tienen mucho que ver con tu posición

    ResponderEliminar
  3. Sin liquidez compartida en Betfair es imposible tradear como dios manda.

    ResponderEliminar

Los comentarios ofensivos serán borrados por el administrador, así mismo como la publicidad no autorizada.